Almería

Absuelven a la madre del profesor condenado en varias ocasiones por abusar de alumnas

Al considerar que no ejerció la “violencia o intimidación” para que la menor redactase una carta exculpatoria

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Tribunales. -

El Juzgado de lo Penal número 4 de Almería ha absuelto a la madre de Carlo T., el profesor de origen británico con varias condenas por abusos sexuales, entre ellos a una alumna de 14 años con la que tuvo una relación, al considerar que no ejerció la “violencia o intimidación” para que la menor redactase una carta exculpatoria.

La sentencia, a la que ha tenido acceso EFE, absuelve así a la procesada, que enfrentaba una pena de un año y tres meses a petición de la Fiscalía, pese a que en sus hechos probados sí que consta que contactó con la víctima, quien redactó una misiva en la que expresaba el afecto que sentía por el docente condenado.

Señala en este sentido que durante la primavera de 2016 Carlo T. inició una relación sentimental con una de sus alumnas de un instituto de Roquetas de Mar (Almería), y que cuando la madre de ésta se enteró en noviembre de dicho año de la misma, interpuso una denuncia contra el profesor y dispuso el traslado de la adolescente a Alemania.

Mientras Carlo T. se encontraba en prisión, la madre de éste tuvo conocimiento a través de su hijo de que tanto él como la menor querían “continuar su relación pese a la denuncia”, y que dicha víctima había sido “presionada por su madre y su padrastro” para ratificarla, además de ser trasladada “contra su voluntad” a Alemania.

“En el convencimiento de que estaba siendo hostigada por su familia y de que se sentía angustiada ante la falta de noticias de su hijo”, la procesada contactó con la menor por correo electrónico el 21 de diciembre de 2016 para ponerse a su disposición “por si necesitaba hablar”, “siempre y cuando no le supusiese un problema con su familia”.

El 3 de febrero de dicho año, la menor recibió una carta de la procesada en la que se incluía un fragmento de otra misiva de Carlo T., en el que daba explicaciones acerca de una “posible infidelidad mantenida por el mismo” con una prima de la víctima, también menor.

Tras esto, la chica remitió una “prolija carta” a la prisión en la que se encontraba Carlo T. y a la madre de éste, en la que expresaba su afecto por el profesor y que se había sentido “obligada” a declarar que habían mantenido relaciones sexuales por la “presión de su familia”.

Cuando la madre de la chica tuvo conocimiento de este documento, denunció los hechos, tras lo que la menor declaró que había sido “intimidada para redactarla”, aunque posteriormente negaría esto en dos cartas que remitió a la defensa de Carlo T.

La juez subraya que no se ha aportado ningún mensaje en el que la acusada amenazase a la víctima a retractarse de su declaración inicial, o siquiera que “intentase hacer sentir culpable a la denunciante”.

La última condena de Carlo T. fue de un año de prisión por un delito contra la intimidad, por fotografiar y grabar en vídeo a la víctima principal mientras mantenían relaciones sexuales.

También fue condenado a dos años y medio por abusar de la prima menor de la que fue su pareja, tras ofrecerle diversas bebidas alcohólicas, una pena que fue confirmada al no considerar la Audiencia de Almería que procediera aplicar la ley del ‘sólo sí es sí’.

De forma previa, el Tribunal Supremo (TS) ya había ratificado la pena de once años y medio de prisión del fallo original por iniciar con la víctima principal una "relación fingidamente amistosa, dándole un trato preferente" y mantener con ella “en numerosas veces relaciones sexuales"

El profesor también fue condenado a un año de prisión por un delito de coacciones, ya que viajó a Alemania para buscar a la menor con la que tuvo una relación, pese a no poder salir de España y tener prohibido aproximarse a ella. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN