Punta Umbría

Detenido por el presunto hurto de joyas y dinero en dos domicilios de Punta

Se da la circunstancia que esta persona era familiar cercano y vecino de las víctimas

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Guardia Civil de Punta Umbría -

La Guardia Civil ha detenido a una persona como presunta autora de varios delitos de hurto de joyas y robo con fuerza en las cosas de joyas y 1.800 euros en dos domicilios de Punta Umbría. Se da la circunstancia que esta persona era familiar cercano y vecino de las víctimas.

Según ha indicado el Instituto Armado en una nota de prensa, la denominada Operación Odiel 36-Aurum fue iniciada por parte de agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Punta Umbría, a raíz de una denuncia en la que se ponía en conocimiento la sustracción del interior de una vivienda de una gran cantidad de joyas de oro valoradas en unos 8.000 euros.

De este modo, al tratarse de piezas de oro, los investigadores se dirigieron a las joyerías existentes en la población, comprobándose que una persona residente en la misma había vendido entre los meses de septiembre de 2023 y abril de 2024 muchas piezas de este metal precioso, quedando consignadas las mismas en los correspondientes contratos de venta.

Obtenidos estos contratos, las joyas vendidas fueron reconocidas por el denunciante como las sustraídas en la vivienda de sus padres, excepto una pulsera de oro con varias medallas que no la reconoce. Ante esta circunstancia se realizó un análisis pormenorizado de las fotografías de esta joya que acompaña al contrato, constatándose que hay inscritas dos fechas.

Con estos datos, los agentes consultaron el registro civil, y localizaron un enlace nupcial que coincidía con la fecha inscrita en una de las medallas, además, también comprobaron que fruto de ese matrimonio nació un hijo en la fecha inscrita en la segunda medalla.

No obstante, los agentes intentaron contactar con este matrimonio, pero estaban ausentes desde hacía tiempo del municipio, por lo que contactaron con el hijo, que reconoció la joya, por lo que los agentes determinaron que esta había sido sustraída de su vivienda, ya que la había trasladado desde casa de sus padres.

Con todo estos datos, los agentes detuvieron al hombre que figuraba como vendedor de las joyas, siendo familiar cercano de una de las víctimas. Asimismo, el detenido es también vecino de la segunda vivienda por lo que la hipótesis de la Guardia Civil es que se saltó el muro que divide los patios para acceder al inmueble donde sustrajo la joya y 1.800 euros en billetes y monedas.

Ninguna de las joyas sustraídas han podido ser recuperadas al haber finalizado el plazo legal de depósito en la joyería, y siendo estas fundidas. El detenido y las diligencias instruidas han sido puestos ante la Autoridad Judicial competente.

La Guardia Civil recomienda fotografiar todas las joyas para que puedan ser reconocidas por los agentes en caso de hurto, guardarlas en un lugar seguro y a ser posible bajo llave.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN