Publicidad Ai
Publicidad Ai

Cádiz

Encuentran en Puerto Real a un menor de dos años deambulando solo y descalzo de madrugada

Una vez realizadas las comprobaciones oportunas, los agentes lograron dar con el domicilio de los progenitores

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Vehículo de la Policía Nacional en Puerto Real. -

Agentes de la Policía Nacional han localizado en Puerto Real a un menor de dos años que deambulaba solo y descalzo por la calle y de madrugada tras supuestamente escaparse del domicilio familiar. Este es el segundo caso en una semana que se produce en la provincia de Cádiz, tras el ocurrido en la playa del Palmar.

Sobre las 04,50 horas de la madrugada de este miércoles 29 de mayo agentes de la Policía Nacional recibieron un aviso al 091 en el que un vecino alertaba que había visto a un menor de corta edad y descalzo deambulando solo por la plaza de la Solea en Puerto Real.

En vista del peligro que el menor podría correr al estar sin supervisión en plena noche, los indicativos policiales se desplazaron a la zona. En una calle aledaña, hallaron al menor y llamaron a los servicios sanitarios para que recibiera una primera asistencia y exploración.

Una vez los sanitarios asistieron al menor y tras comprobar que estaba en buen estado de salud, los agentes establecieron un dispositivo de búsqueda y localización de sus progenitores así como del domicilio para esclarecer las circunstancias de la desaparición. Todo ello fue informado a la Policía Local de Puerto Real, así como a centros de acogida y ambulatorios cercanos.

Durante el operativo policial de búsqueda, las pesquisas llevaron a los agentes a trasladarse hasta una guardería cercana a la zona donde había sido visto el menor en primera instancia, facilitando una fotografía del mismo a la trabajadora del centro tras abrir a las 07,30 horas. La trabajadora confirmó que el menor estaba matriculado en dicho centro infantil, consiguiendo de esta forma los datos de filiación de los progenitores.

Una vez realizadas las comprobaciones oportunas, los agentes lograron dar con el domicilio de los progenitores. La puerta de entrada no estaba cerrada con llave, por lo que les informaron de la desaparición y posterior localizaron de su hijo de dos años, que afortunadamente estaba fuera de peligro.

La Policía ha señalado que tras los primeros momentos de angustia vividos por los padres, éstos fueron trasladados hasta dependencias policiales donde se les hizo entrega del menor, informando de todas las actuaciones llevadas a cabo tanto a la autoridad judicial competente como a los servicios sociales de la localidad.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN