Publicidad Ai
Publicidad Ai

La Pasión

¿Por qué van un perro y un niño en el misterio de la Milagrosa?

Uno de los detalles que causa más duda del misterio de la Hermandad de la Milagrosa, queda resuelto de la mano de hermanos y expertos

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

La Hermandad de la Milagrosa cuenta con uno de los misterios más novedosos e interesantes de toda la Semana Santa de Sevilla. Esta semana en La Pasión lo hemos analizado de la mano de su hermano mayor, Javier de Martos, el autor del misterio, José Antonio Navarro Arteaga, y el historiador Rafael Ríos. Este misterio indica el momento en el que Jesús ya va camino de la casa de Anás tras haber sufrido en el Huerto de los Olivos.

Dentro de la iconografía del misterio aparece un niño que como indica el propio escultor, Navarro Arteaga, “está en el evangelio de San Marcos porque incluso parece ser que es él mismo, viendo la imagen de Cristo yendo a la casa de Anás; en las escrituras se habla de un niño vestido de blanco”. A esto, añade el historiador Rafael Ríos que “se trata del mismo niño que vemos en la trasera del misterio de Pino Montano”.

Sobre la diatriba que supone la presencia de San Marcos, “parece ser que es la manera que tiene el evangelista de incluirse en la escena, no siendo una representación literal porque no es discípulo directo de Cristo”, explica Rafael Ríos. 

Al respecto de la imagen canina, “representa la jauría que acompañaba a Cristo que lo iba increpando a lo largo de todo el camino y en el momento de la detención y encierra toda la maldad de la guardia judía, de ahí también su presencia”.

Conoce todos los detalles de este interesante misterio en el último programa de La Pasión

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN