Publicidad Ai
Publicidad Ai

La Pasión

Juan Espadas: «Es la decisión más dura en la que he participado como alcalde en estos cinco años»

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha declarado tras la reunión mantenida en la mañana de hoy con el Arzobispo y el presidente del Consejo de Cofradías, que la decisión de suspender las procesiones de la Semana Santa de 2020 ha sido «la decisión más dura en la que he participado como alcalde en estos […]

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha declarado tras la reunión mantenida en la mañana de hoy con el Arzobispo y el presidente del Consejo de Cofradías, que la decisión de suspender las procesiones de la Semana Santa de 2020 ha sido «la decisión más dura en la que he participado como alcalde en estos cinco años. La declaración de estado de alarma, las razones de salud pública que lo avalan y la necesidad de contar con un periodo de tiempo suficiente para recuperar la normalidad en nuestra ciudad justifican esta medida. Como sevillano y como alcalde es nuestra obligación tomar esta decisión. Seguro que sabréis comprenderlo».

Por su parte, el Arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, ha comunicado que lo siente «en el alma, considerando razones de tipo religioso, de tipo emocional, y económico, pero no quedaba otra alternativa». Ha recordado además que «suprimir las estaciones de penitencia no significa suprimir la Semana Santa», ya que ésta «sigue, la celebraremos en la intimidad de nuestros templos».

Debido a que muchísimas personas no podrán acudir porque las limitaciones indican que sólo se puede ocupar un tercio de las iglesias, el Arzobispo ha invitado a «vivir la Semana Santa en el hogar, como nos piden las circunstancias, en un clima de oración, acompañados por la lectura del Evangelio y el reloj de la pasión que podemos seguir perfectamente desde nuestras casas». Ha reiterado que le llena de tristeza comunicar a los fieles esta decisión pero «es la única que podíamos tomar por honradez y por fidelidad a nuestro pueblo».

Francisco Vélez también ha sentido tener que tomar esta determinación. «Ha sido una decisión dolorosa pero es lógico que la situación actual creada, el estado de alarma y el riesgo para las personas que puedan inundar las calles de Sevilla no nos dejan otra opción que suspender las estaciones de penitencia, porque creo que hay un valor superior que es la salud y la vida de los ciudadanos».

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN