Publicidad Ai
Publicidad Ai

La Pasión

Volverá a salir el sol en la ciudad donde habita la Esperanza…

Nunca imaginé algo así. Ni en mis peores pesadillas vi llegar un Domingo de Ramos sin tus pasos en la calle. Siempre busqué en cada Semana Santa la felicidad que aflora en el recuerdo de la infancia. O la contemporaneidad del estado de ánimo de cada día. Siempre encontré en tus esquinas el sentido más […]

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai

Nunca imaginé algo así. Ni en mis peores pesadillas vi llegar un Domingo de Ramos sin tus pasos en la calle. Siempre busqué en cada Semana Santa la felicidad que aflora en el recuerdo de la infancia. O la contemporaneidad del estado de ánimo de cada día.

Siempre encontré en tus esquinas el sentido más profundo a la existencia de mis días. Tú el que nos pone de acuerdo, tú el alfa y la omega. Tú la única verdad, Dios hecho Sevilla. Hágase siempre tu voluntad.

El evangelio según la antigua Híspalis este año vivirá más que nunca en nuestros corazones, en nuestra memoria y en nuestros templos. Donde vive todo el año la esencia y la verdad de lo que somos.

No te apenas hermano cofrade, volverá a salir el sol en la ciudad donde habita la Esperanza. Y aunque hoy debes de permanecer en casa, nosotros siempre traeremos La Pasión. Porque La Pasión no acaba…

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN