Publicidad Ai
Publicidad Ai

La Pasión

Los templos sevillanos abren de nuevo al culto

Sevilla entraba en el día de ayer en la fase 1 de desescalada del estado de alarma. De esta manera, muchos templos procedieron a la reapertura de puertas. Eso sí, la normativa limita en un 30% el aforo de las iglesias y obliga al uso de mascarilla y el gel hidroalcohólico dispuesto en la puerta. […]

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Sevilla entraba en el día de ayer en la fase 1 de desescalada del estado de alarma. De esta manera, muchos templos procedieron a la reapertura de puertas. Eso sí, la normativa limita en un 30% el aforo de las iglesias y obliga al uso de mascarilla y el gel hidroalcohólico dispuesto en la puerta.

Entre otros, han abierto al público la basílica del Gran Poder y la de la Macarena, dos lugares referentes para los devotos sevillanos.

En el caso del Gran Poder, el Señor amanecía fuera de su camarín, más cerca de sus fieles. Se trata de un bonito gesto que ha llevado a cabo la junta de gobierno de la corporación para acercar a la imagen a las personas que acudan a visitarle tras todos estos días duros de pandemia. La talla está colocada sobre unas andas y estará así expuesta, de momento, por tiempo indeterminado.

En la basílica de la Macarena, muchos fieles se dieron cita para contemplar de nuevo la imagen de la Esperanza. La hermandad ha abierto las dos grandes hojas de entrada para facilitar la visión de la Virgen de la Esperanza desde la Resolana.

Se han colocado unas vallas en la puerta para el acceso controlado de personas. La Virgen de la Esperanza también ha salido un poco de su camerín, acercándose así a los fieles que vayan a contemplarla. La Esperanza luce además una medalla del Colegio de Médicos, en homenaje a las personas que se juegan la vida para ayudar a los demás en esta pandemia.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN