Málaga

La 'Gaviota' y el 'Aviador' levantan el vuelo de las leyendas malaguistas

Empate a dos en el partido de exhibición contra el equipo de la AFE. Catanha y Salva Ballesta anotaron para igualar los goles de Capi y Diego Tristán (2-2)

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Salva Ballesta, celebrando el gol del empate. -

Noche inolvidable para los poco más de 8.000 malaguistas que se reunieron en La Rosaleda para vivir el partidazo entre leyendas del Málaga CF y un combinado de exfutbolistas de la AFE. La poca cantidad de aficionados, paradójicamente, creó un ambiente más íntimo y personal con unos jugadores entregados a las delicias de pequeños y no tan pequeños.

Y es que costaba por momentos centrarse en el propio partido. Al menos, a pie de campo. La presencia en el banquillo, o a escasos metros de distancia, de auténticas leyendas del club blanquiazul y del fútbol español llegaba a dejar en segundo plano al propio juego.

Un recibimiento a la altura

Desde el primer momento, los aficionados se rindieron a sus ídolos. Cada vez que sonaba un nombre con cierto poso por megafonía durante la presentación, Martiricos rugía. A destacar, nombres como Willy Caballero, Camacho, Roteta, Baptista, Weligton o Van Nistelrooy, futbolistas con que hicieron aumentar un puntito los decibelios.

Sobre el verde, pues un partido, quizá, demasiado serio. Normalmente, uno se espera de este tipo de eventos a jugadores distendidos, defensas más bien pasivas y, porque no, algún que otro portero subiendo a rematar un córner. Nada de eso ocurrió.

Había buen rollo, entre los jugadores, por supuesto. Pero también hubo piques. Basti no se tomó demasiado bien una entrada de Sergio Sánchez y Marchena tuvo que poner paz entre ambos, mientras que Jesús Gámez también tuvo sus más y sus menos con Bezares

Las defensas, como hemos dicho, también estuvieron muy serias. Sin embargo, Brahím erró dentro del área y cedió el balón a Capi para que hiciese el 0-1. Ocho minutos después, en el 22, Diego Tristán amplió la ventaja.

Remontar el vuelo

La cosa comenzó a cambiar tras un carrusel de cambios entre los que estaba el nombre de Catanha. La 'Gaviota' aprovechó un magnífico pase de tacón de Gerardo para, de vaselina, superar a Calatayud y reducir diferencias. Por supuesto, el gesto de la reseñada ave volvió a volar por La Rosaleda.

La reanudación trajo consigo la entrada en el campo de dos de las personas más queridas en la historia reciente del club: Willy Caballero y Ruud van Nistelrooy. Todo el mundo deseaba un gol del holandés, pero el que terminó viendo puerta fue Salva Ballesta con un gran cabezazo, de esos de 'killer'. La forma física podrá variar, pero el olfato goleador sigue intacto.

Con ello, y tras un final anticipado (el colegiado el final en el 85', aunque finalmente se jugó el tiempo restante), se llegó al final de una noche mágica que rebosó sentimiento boquerón.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN