Publicidad Ai
Publicidad Ai

Rota

Más de 300 niños cierran la temporada en el acto de clausura de la EFI Meva

Azorín, Pozonuevo, Villa de Rota y la Asociación de Discapacitados acompañaron a la escuela en una bonita jornada de convivencia

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

La EFI Meva continúa situándose como una escuela de referencia para muchos niños y niñas roteños. Una academia que, empleando el deporte como medio para hacerlo de manera más divertida, moldea a sus alumnos en valores como el respeto, la tolerancia o el compañerismo para crear buenos ciudadanos en el futuro. Muchos son los años que lleva la EFI Meva desarrollando su actividad y, ahora, ha cumplido uno más.

Niños y niñas de Azorín, Pozonuevo, Villa de Rota y la Asociación de Discapacitados de Rota, acompañaron a los equipos EFI Meva en su acto de clausura celebrado en la tarde de ayer viernes. 350 deportistas que pudieron disfrutar de una bonita tarde de fútbol y animación a la que también acudió un numeroso público que animó en todo momento a los pequeños. Desde la propia escuela, quisieron resaltar el “gran trabajo que ha llevado a cabo todo el personal de la EFI en la formación integral de nuestros alumnos”.

Ahora, miran hacia la preparación de una nueva temporada donde volverán a recibir caras nuevas. Volverán a hacer una importante labor de siembra partiendo desde cero. Otra vez volverán a allanar el terreno, para depositar las semillas y esperar con paciencia a que germinen hasta convertirse, algún día, en árboles robustos de mucho fruto. Posiblemente, cuando llegue ese momento, esos árboles, esos niños, no estarán vinculados a la academia. Quizás ni siquiera vivan ya en Rota. Pero siempre les quedará ese recuerdo, ese bonito recuerdo que tienen muchos niños de nuestra localidad: “Yo formé parte de la EFI Meva”.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN