El Loco de la salina

Coños, con perdón

A ver si algún día de estos se monta una actividad referida a la salud sexual masculina, para la que me abstendría de dar un título

Publicado: 26/05/2024 ·
19:03
· Actualizado: 26/05/2024 · 19:03
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Autor

Paco Melero

Licenciado en Filología Hispánica y con un punto de locura por la Lengua Latina y su evolución hasta nuestros días.

El Loco de la salina

Tengo una pregunta que a veces me tortura: estoy loco yo o los locos son los demás. Albert Einstein

VISITAR BLOG

Pasado mañana, día 28 de mayo, se celebra el Día Internacional de la Acción para la Salud de las Mujeres. El Ayuntamiento ha puesto toda la carne en el asador, o mejor dicho, solamente la parte afectada, organizando una serie de actividades que estarán dedicadas este año a la salud sexual femenina. A ver si algún día de estos se monta una actividad referida a la salud sexual masculina, para la que me abstendría de dar un título, no vayan a decir que, además de loco, soy un borde. Y es que los locos nadamos entre dos aguas; si hablamos del aparato genital del hombre, somos unos machistas empedernidos, pero, si analizamos el de la mujer, somos unos fachas cavernícolas. Por eso, no dormimos pensando en las críticas y se nos va secando el cerebro poco a poco como al Quijote.

Pero, digan lo que digan, volvamos a lo que importa de verdad. La primera actividad consistirá en la exposición titulada Coños, es decir, la primera en la frente. Se comenta en la calle y aquí en el manicomio, que ese título elegido para dicha exposición destaca por su elegancia, su plasticidad, su realismo, su reivindicación, su relevancia, su distinción, su gusto, su primor, su sutileza, su delicadeza, su estela y todas las expresiones terminadas en –ela, como vaya tela… El Diccionario de la Lengua Española es tremendamente rico, pues tiene alrededor de 100.000 palabras, y define escuetamente la palabra coño como la parte externa del aparato genital de la hembra. Se comprende con facilidad que entre tanta abundancia de vocablos debe haber sido bastante complicado escoger otro título más atinado y más fino. Aquí se va al grano. Sin embargo la palabra coño también ha pasado a ser una expresión muy corriente para demostrar contrariedad, sorpresa, enfado, etc. Por ejemplo, coño, ¿otra vez los políticos robando? Por otro lado ha derivado también en coñazo, palabra que define a ese tipo de gente que es más pesada que la mudanza de una ferretería, como por ejemplo, ¡qué coñazo con el tema de la amnistía!

Pues, fíjense, todavía hay por ahí individuos que afirman que el título está falto de elegancia, burdo, innecesario, sin gusto, basto, grosero, agrietado, tosco…Se asegura que en la exposición la muestra invita a explorar el universo total femenino, y tan total. También se dice que esta exposición ahonda en el ser de la mujer sin que solamente se refiera a la mera representación orgánica de la anatomía femenina, cosa que no se desprende del rotundo título de la misma. También, para acabar la faena, habrá una conferencia, bastante apropiada al caso, titulada El deseo nunca muere; por lo visto, tampoco mueren las ganas de ser guay y de llamar como sea la atención del personal. Y ya, para rematar del todo, se pondrá el cortometraje El Cacharrico. No me digan que ese nombre no complementa el contenido de la exposición, aunque, empleado en diminutivo, no deja de ser un injusto tirón de orejas a los machos en general, cuando sabemos que hay de todo en la viña del Señor. Y, claro, el broche de oro que no podía faltar lo pondrá el romancero El rey de la fiesta, también muy acorde con el tema a tratar, aunque no sepamos al final de la película si el rey es el cacharrito del hombre o el que responde al título de la exposición, que es lo más probable.

Me parece a mí que los locos no estamos tan locos como algunos de los que ahí fuera presumen de cuerdos y se quedan tan tranquilos. Vivir para ver.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN